Práctica psicomotriz

El placer de hacer al placer de pensar se vive en la “sala mágica”…..

Conoce nuestro modelo

Los niños dan muestras de alegría al ser invitados a la “sala mágica”, el lugar en Educar+e dedicado a la Práctica Psicomotriz Aucouturier (PPA).

¿Qué hace especial y atractivo para los pequeños ese lugar?

La “sala mágica”, es más que un espacio donde jugar, es un ambiente que acompaña las actividades lúdicas. Cada sesión está concebida como un itinerario de maduración que favorece el paso “del placer de hacer al placer de pensar”.

Los objetivos de la Práctica Psicomotriz educativa son:

-El desarrollo de la función simbólica (la capacidad de representación) a partir del placer de la acción y el juego.

-La seguridad emocional (por medio del placer de la acción).

-La descentración tónica y emocional (indispensable para acceder al pensamiento operatorio y al placer de pensar).

Cada sesión de PPA tiene dos momentos principales:

  • El momento de la expresividad motriz

Con los bloques de hule espuma, telas, muñecos y otros materiales los niños realizan juegos que implican: trepar, saltar en profundidad, caer, rodar, balancearse, taparse, esconderse, perseguir, jugar al lobo, papá, mamá, super héroes. Todas estas acciones son muy importantes para la seguridad emocional y procesos de identificación de los pequeños.

  • El momento de la expresividad plástica y gráfica

En este momento los niños pueden construir con maderas o dibujar libremente, al pasar en un aire de disfrute de la expresividad motriz a la plástica, los niños toman distancia de sus emociones y de los contenidos de la imaginación. En este espacio el especialista facilita que cada niño hable de la historia del dibujo o de la construcción que está haciendo en lugar de que al final diga solamente qué ha construido o qué ha dibujado.

La sesión incluye un tiempo para la historia (cuento) que se narra a los niños después de la expresividad motriz y antes de la expresividad plástica y gráfica, la historia es un juego dramático que estimula internamente las emociones y que promueva la seguridad emocional por medio del lenguaje.

El rol del especialista en PPA El especialista acoge a cada niño y acepta el placer de repetir los juegos. No actúa en lugar del niño, ni le estimula, tampoco le invade, sino que le acompaña. Acompañar es interactuar sin invadir. Induce sin proponer directamente, se ajusta a las acciones y a los juegos de los niños, ayuda a construir, a disfrazarse, a taparse, regula el material para evitar la confusión y puede reducir su utilización si estimula la agresividad en el grupo.

La práctica psicomotriz es atractiva para los niños por ser un ambiente de “ESCUCHA”, “COMPRENSIÓN”, y “RESPETO” a la naturaleza del niño.