Movimiento físico

El movimiento físico como vía de autoconocimiento

Desde su fundación, uno de los más altos ideales de Educar+e es ser un espacio formativo en el que sus alumnos aprendan a ser ellos mismos, en un proceso de permanente autodescubrimiento, aprendizaje y desarrollo. Que nuestros alumnos construyan gradualmente su autonomía y sus propias pautas de vida, con libertad y responsabilidad, está en el corazón de nuestra misión educativa.

En este camino es necesario que nuestros alumnos se conozcan mejor a sí mismos, proceso en el que el movimiento físico juega un papel muy importante, como ocurre en las clases de educación física, yoga y danza.

Tomar conciencia de su respiración es ya de entrada una forma de contactar no sólo con su cuerpo. También los hace percatarse de esos ruidos internos, tensiones y ansiedades que les dificultan satisfacer adecuadamente una necesidad corporal tan básica. Respirar en forma profunda y regular les ayuda a vivenciar un estado de paz interior. A su vez, trabajar con su postura corporal y los movimientos rítmicos que les pide la yoga y la danza, no sólo favorece el flujo de su energía corporal, también contribuye a inducir en ellos un estado anímico más equilibrado y un mejor manejo consciente de dicha energía.

Por otra parte, las actividades de movimiento que tienen lugar en las clases de educación física ayuda a nuestros estudiantes a tomar conciencia de sus fortalezas, destrezas y limitaciones personales, desafiándolos a superarse. Y cuando practican deportes de conjunto con un sentido de sana competencia, como ocurre en Educar+e, nuestros estudiantes aprenden a conocer al mismo tiempo los alcances y límites de sus habilidades sociales, sus temores, sus virtudes y defectos, y sobre todo, a aprender a crecer en una relación de apoyo mutuo.

Por todo lo antes dicho en Educar+e afirmamos que el movimiento físico no sólo es una cuestión de fuerza, flexibilidad, velocidad y resistencia. El movimiento físico contribuye en mucho a que nuestros alumnos se conozcan mejor a sí mismos, y más aún, a que forjen su personalidad y su carácter. De ahí que sea tan importante en nuestro proyecto educativo.