Educar+e: Filosofía del éxito

Educar+e se define a sí mismo como “Escuela para el Éxito”. Podemos entonces preguntarnos: ¿qué es el éxito?
Si interrogamos a otros quizá nos respondan:

• “Tener éxito es ganar mucho dinero”
• “Tener éxito es llegar a ser un famoso deportista”.
• “El éxito es tener mucho poder”.

¿Qué es el éxito para ti?
De acuerdo con nuestra filosofía y modelo educativo, para Educar+e el éxito es algo muy distinto. No está necesariamente ligado al dinero, la fama o el poder.

El éxito es algo mucho más profundo, pues tiene qué ver con perseguir nuestros sueños e ideales, con alcanzar una vida plena. Es decir el éxito en función de los ideales de vida.

Lograrlo implica que hayamos emprendido, desde niños, el camino de conocernos a nosotros mismos, de descubrir y cultivar nuestros talentos, de sentirnos libres para hacer lo que nos apasiona, de aprender a distinguir la calidad de la cantidad, de aprender a compartir y colaborar con los demás, de hacer aquello que nos genera bienestar.

De hacerlo así, entonces vendrán, por añadidura, esas otras cosas que también pueden ser deseables para nosotros: progreso económico, reconocimiento, capacidad de influir en nuestro medio, una vida llena de afecto al lado de nuestra familia y nuestros amigos. Desde este punto de vista, no se puede ser exitoso si no hemos aprendido primero a ser auténticos, a decidir por nosotros mismos, a arriesgarnos a ser diferentes.

Algunos preguntarán: ¿es posible ser exitoso procurando solamente el bienestar individual?

Para Educar+e la respuesta es que no. El verdadero éxito es aquel que sabe conjugar lo que queremos y necesitamos con el respeto y la solidaridad hacia los demás, y hoy en día, ese respeto y responsabilidad, esa conducta ética, tiene que ver también con saber proteger a todos esos otros seres con quienes compartimos el planeta.

En cada cierre de ciclo escolar nuestra comunidad se muestra orgullosa de nuestros estudiantes, y también de nuestros padres de familia y maestros. Nos sentimos bien seguros de que, caminando juntos, podremos ser cada vez en mayor medida un semillero de éxitos.

¡Felicidades a todos! Que cada ciclo escolar tengamos todos, nuevamente, la experiencia de dar frutos y de sentirnos plenos.